Ven CONOCEME… trae abierta tu mente.

Aquella luz que guía.

Tibia la mirada y el andar sereno

la prisa no tenia objeto entre sus pendientes.

Manos otrora fuertes y agiles

se agitan con breves temblores.

El paso del tiempo no enturbio nunca

aquella chispa inteligente que en ti habitaba,

la sonrisa presta y ladeada la llevo yo como una marca

Aprendí en tus modos a ser responsable

a reconocer el yerro aunque cueste lágrimas.

Tanto tiempo ha pasado y nunca pude expresar

sin que el alma se abriera con dolor funesto.

A veces me parece que al doblar la esquina

distingo entre gentes tu cansino paso.

El corazón salta pleno y desbocado

y entonces compruebo que no era tu rostro,

tu risa, tampoco tus pasos.

Cuanto llanto amargo mi cuerpo a destilado

para aceptar la realidad… Tú te has marchado.

Respiro hondo y distingo las huellas de tu noble paso,

en una sonrisa, en la mano franca,

en ese gusto por la música y la charla.

Son esos retoños que a mi lado tengo,

los que me recuerdan que la esencia

trasciende mas allá del cuerpo.

Hoy después de tanto negar tu partida

puedo decirte… Gracias por la vida…

Te extraño mi viejo.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s